Create emancipation / Creando emancipación

Entradas etiquetadas como “Orgullo

Calotropis procera

La revelación del apóstol de la peste

1 La visión muestra que el apóstol de la peste nació
en época de plagas de trolebuses, los cuales azotaban al mestizo
con accidentes industriales y mecánicos;

2 Derramó alquitrán como saliva para curar las heridas urbanas
sobre la vereda fisurada y humeante de Gomorra:
donde reinan las serpientes que se duplican entre ellas
para disimular la falta de pudor y coronación.

3 El apóstol caminó cuesta abajo cargando la cruz del narcotráfico
y la jactanciosa culpa del burgués redimió en dosis de pasiflora.

4 Un día el apóstol habló a todas las bestias y hombres que lo adoraban;
su mayor poder consistía en que nadie creyese en su palabra.

5 Entonces recitó frases que eran incienso a los pies de Moloch,
pero tenían el sonido de cien ametralladoras disparando simultáneamente.

6 Y dijo que tenía que mencionar todas esas cosas mudas
de las cuales nunca se hablarán por temor a despertarlas;
entonces liberó a los millones de moscas que vivían en su interior.


7 Los Senadores, diputados y hasta la embajada de Sodoma
todos, por temor a ser destrozados por los enjambres de la peste,
se autoexiliaron fuera de la copia feliz del edén.

8 Entonces la mente de los grandes ideales fue arrancada de raíz,
todas las traicioneras caras de pandora y violaciones al pueblo
se enterraron dentro de la caja de sufragio.

9 Desmantelados fueron los nidos de las águilas
y las consignas que promueven esclavitud fueron ridiculizadas.
sancionando el son, bajo pena de muerte.

10 El padre del apóstol de la peste, trajo desolación posteriormente,
y para exterminar al inicuo ordenó a todas sus amantes del cielo
derramar las enfermedades del amor, sobre las ciudades.

11 Desde el vientre de Anenit, fluían carnicerías en caravana
donde los hombres eran juzgados y ahorcados por el peso de sus obras.
En el río de llamas el apóstol vio las muchedumbres ardiendo.

12 Y aunque la copia feliz del edén arde, no se consume;
la gehena les es grata a los hombres allí,
como las caricias de la madre en el regazo.


Fantasma preso

Mi espíritu mira hoy hacia el ayer,
sin más luz, sin más sol.

Escapé de dios, un dios borracho.
Fuerza que gasté siendo un cínico,
aún.

Lucifer me expulsó de tú paraíso,
ya no podré regresar, nada me hace intentar
¡Escucho gritos en la soledad!
¡Gritos mudos sonoros de ausencia!
Donde muchos pagan y reinan
cautivos en los suspiros de tus labios.

Te daré de beber el amanecer,
cuando seas tú, simple y de verdad

Creces cambiando de piel,
tú sangre fértil veneno es,
orgullosa y llena de acertijos:
la maldad de tu interior es reflejada.

Te quemas por dentro.
.

Fantasma Preso